viernes, 30 de septiembre de 2011

Una perla que dolió

Esta semana hubo un día en que amanecí con un dolor fuerte que no se me pasó al amamantar. Mi teta siguió dolorida, con algunas durezas, como si se estuviera retuviendo la leche. Como estuve en la reunión del trabajo toda la mañana, no me desesperé y lo dejé pasar. Al llegar a casa seguía igual, y me había salido un puntito blanco en el pezón.

A lo largo de la tarde, el dolor y las durezas fueron en aumento. Cuando amamantaba, comenzaba a dolerme con más intensidad.

Las durezas eran algunos lóbulos congestionados de leche y no se me iban con los masajes. Me bañé y el agua caliente tampoco me alivio. El puntito blanco seguía, como una pequeña perlita en el pezón.

No tenía la teta congestionada, era sólo una zona... recordé que alguna vez había leído algo sobre este puntito blanco. Una gran amiga me dijo que intentara con paños calientes para aflojar la leche retenida. Mi recuerdo me dijo que ese punto indicaba que tenia taponado un conducto de salida de la leche, el galactóforo, por eso la leche no salía. Y la solución... era dolorosa, dejar que mi cachorro succione en una posición no habitual, buscando que con su pera toque la zona endurecida.

Eso hice. Los paños calientes me aliviaron muchísimo y diluyeron las zonas endurecidas. Dejar que mi cachorro mame fue un dolor apenas soportable... fueron unos 5 minutos de aguantar la sensación de que me estaban buscando arrancar el pezón. De a poco, el dolor disminuyó. Así, sólo con mi cachorro, logré hacer desaparecer el punto blanco. Se destapó lo que estaba tapado.

Para no quedarme con la duda, consulté sobre qué podía haberlo causado y encontré tres causas frecuentes:
  1. Si el bebé no se está alimentando bien
  2. Si se salteó alguna mamada
  3. Si se usa un corpiño muy apretado
Bueno, creo que entre el corpiño y la mala posición pueden haberme hecho una mala jugada. Dolió muchísimo, pero logramos que pasara sin entrar en un terrible susto. Me alegra haberme informado antes sobre algunas cosas generales y no haber caído en el miedo y retirarle la teta a mi cachorro al primer dolor.

2 comentarios:

  1. Hola, Cecilia: qué suerte que pasó y no llegó a mayores. A mí me pasó y sé lo feo y doloroso que es. Otra posible causa es alguna angustia-problema-malestar... las puérperas lactantes canalizamos por la teta!!
    Espero estés recuperada del todo.
    Cariños!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    si, pasó y se fué rápido, por suerte. Ese día estaba muy cansada, después de estar cuidando a mi cachorro sola el finde, puede ser que haya estado un poco angustiada o molesta... No lo había pensado... Por suerte ya pasó del todo! :)
    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...