jueves, 8 de septiembre de 2011

Dejarlo, dejarme

El antes
Hoy, ahora, ya en este instante estoy preparándome para ir al trabajo. Van a ser unas 4 o 5 horas en las que mi cachorro va a quedar al cuidado del papá.

Quizás por no querer afrontar la situación, o por despistada no me extraje leche.

¿Cómo me siento? Rara, es lo único que puedo decir. Es como una angustia y una revolución internas.

Me informé tanto sobre cómo proceder para no cortar la lactancia y no organicé nada. No culpo, me pregunto el por qué de mi dilucion en esto que creo importante.

Hoy comienzo a trabajar fuera de casa y a estar un tiempo de nuevo siendo yo, individual... Bueno, al menos físicamente individual sin anexo.

                         T  R  A  B  A  J  O

El después
Entre angustia y libertad, eso sentí durante un rato, hasta que comencé a trabajar. Después, fue como un piloto automático y la pasé bien. Sin pena, sabiendo que el cachorro estaba bien y que en breve yo volvía. Fueron 4 horas y media.

Cuando volví, para él fue como si no me hubiera ido. No sé si se dió cuenta. En fin, fue el primer paso del primer día de trabajo en serio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...