sábado, 31 de marzo de 2012

Un año atrás por el planeta

El año pasado cayó en otro número de día, pero también hubo una "Hora del Planeta" en la cual participamos. Sin embargo, del año que pasó a este hay una gran diferencia. Aquella vez estábamos en casa reunidos con mis papás y la mamá de mi compañero para disfrutar de un rico asado (con verduras para mi). La idea era que se conozcan antes de que naciera el cachorro. Y si, ya se acerca el primer año del nacimiento del cachorro, la llegada a este lado de mi panza.
Así que en aquella cena yo andaba con mi super panza y así sin mucho comentario a la hora indicada cortamos la luz, y yo comencé a prender velas por todos lados. Mi papá medio horrorizado imploraba por la electricidad, excusándose en que si no veía el asado le salia mal. Mi mamá lo tomaba como una de mis extrañezas, y la mamá de mi compañero estaba entre sorprendida porque no sabía nada de este evento mundial y asombrada porque la mantuvimos a la luz de las velas toda la picada. Fue una hora un poco mas silenciosa, mas íntima, reservada... cosas de la magia de las velas.

Yo me sentí bien, porque de alguna manera ese momento sin luz, que para mí significaba sencillamente difundir que es necesario un cambio de conciencia era transmitido a otras personas. O sea que realmente estaba llegando a alguien, porque la verdad es que nadie se entera si yo desconecto la luz de mi casa en medio de la ciudad.


Bueno, este año ya no tengo la panzota pero estoy con mi cachorro.

Ahora sin otros mayores vamos a apagar la luz por una hora, de 20.30 a 21.30hs, y jugar a la luz de las velas con él, juntos en familia. La idea es darle un respiro a nuestro planeta, buscar la manera de que como sociedad realicemos un cambio porque así como venimos cada vez complicamos más nuestra supervivencia. Es un acto tan sencillo, que puede lograr tanto. Tan fácil como cerrar la canilla si no uso el agua o salir de compras con nuestra propia bolsa. Pequeños cambios, acciones locales, cosas que se pueden hacer y que si las sumamos, hacen muchisimo. Tanto como que muchos granos de arena forman una playa.

         

4 comentarios:

  1. Yo no me animo a hacerlo con otros. Un año estábamos con mis cuñados y al proponerlo se nos mataron de risa... así que continuamos solos. Pero admiro el coraje!
    Lindo leerte y qué lindas fotos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ire, si se rien... el año pasado costo mantener la hora. Mis papas y mi suegra cada tanto rezongaban y pedian luz, se quejaban de que los habiamos engañado para tenerlos a oscuras. Pero bueno, yo segui igual con la luz cortada, jeje... estaban "secuestrados por la luz de las velas"!! jajajajaja
      Es un ejemplo el que damos, a nosotros nos importa y punto. nO?
      besos

      Eliminar
  2. Aplausos amiga!!! Vamos a conseguir más gente que se sume al cambio. Y empezar por casa igual ayuda, nuestros hijos se están educando en ello!!! Vamos gente, no se olviden, hoy 20:30 a 21:00 hs apaguen la luz!!!! DEB =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Deb!! hay que sumar gente, de a poquito y con ganas, sin perder la esperanza. Cada cambio cuenta, no? igual, como arriba dice Irene, muchas veces cuesta y se nos rien, pero bueno. A ellos hay cosas que no les importan, y a mi no me importa que no les importe! je
      Ojala que nuestros cachorros crezcan con el amor necesario hacia el ambiente como para seguir siendo adultos responsables de su huella.
      Besos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...