sábado, 31 de marzo de 2012

Un año atrás por el planeta

El año pasado cayó en otro número de día, pero también hubo una "Hora del Planeta" en la cual participamos. Sin embargo, del año que pasó a este hay una gran diferencia. Aquella vez estábamos en casa reunidos con mis papás y la mamá de mi compañero para disfrutar de un rico asado (con verduras para mi). La idea era que se conozcan antes de que naciera el cachorro. Y si, ya se acerca el primer año del nacimiento del cachorro, la llegada a este lado de mi panza.
Así que en aquella cena yo andaba con mi super panza y así sin mucho comentario a la hora indicada cortamos la luz, y yo comencé a prender velas por todos lados. Mi papá medio horrorizado imploraba por la electricidad, excusándose en que si no veía el asado le salia mal. Mi mamá lo tomaba como una de mis extrañezas, y la mamá de mi compañero estaba entre sorprendida porque no sabía nada de este evento mundial y asombrada porque la mantuvimos a la luz de las velas toda la picada. Fue una hora un poco mas silenciosa, mas íntima, reservada... cosas de la magia de las velas.

Yo me sentí bien, porque de alguna manera ese momento sin luz, que para mí significaba sencillamente difundir que es necesario un cambio de conciencia era transmitido a otras personas. O sea que realmente estaba llegando a alguien, porque la verdad es que nadie se entera si yo desconecto la luz de mi casa en medio de la ciudad.


Bueno, este año ya no tengo la panzota pero estoy con mi cachorro.

Ahora sin otros mayores vamos a apagar la luz por una hora, de 20.30 a 21.30hs, y jugar a la luz de las velas con él, juntos en familia. La idea es darle un respiro a nuestro planeta, buscar la manera de que como sociedad realicemos un cambio porque así como venimos cada vez complicamos más nuestra supervivencia. Es un acto tan sencillo, que puede lograr tanto. Tan fácil como cerrar la canilla si no uso el agua o salir de compras con nuestra propia bolsa. Pequeños cambios, acciones locales, cosas que se pueden hacer y que si las sumamos, hacen muchisimo. Tanto como que muchos granos de arena forman una playa.

         

domingo, 25 de marzo de 2012

vegan Glatina

En mis tiempos de estudiante, al cursar las materias de biologia celular usábamos un polvito proveniente de un alga con el cual armabamos una gelatina y sobre ella crecian las bacterias. Quedaba como gelatina. Esa alga se llama agar-agar (que en malayo significa "jalea") y se consigue en los mercados del barrio chino y quizas en las dieteticas.

Siempre me gustó la gelatina, sin embargo no me resultó simpático conocer el origen de este postre. La gelatina animal se obtiene a partir del colágeno (una proteína) procedente del hervido de los despojos de los animales (huesos, cuero, piel, pezuñas, etc). Al ser una proteína, la gelatina animal es un buen alimento ya que nos aporta aminoácidos. Sin embargo, no estoy segura que las gelatinas que venden para preparar en cajita tengan gelatina animal. Cuando leí la formulación química del postre que se compra para preparar y vi que era puro químico y mas bien del sintético.

¿queda alguna opción saludable para comer gelatina?

Si!

Siguiendo el rastro del agar-agar y teniendo conocidos que son veganos (vegetarianos extremos que no consumen nada que provenga de un animal) dí con una sencillísima y riquisima forma de continuar dándome panzadas de gelatina y ahora también compartiéndolas con mi cachorro.

El agar-agar, a diferencia de la gelatina animal, nos aporta polímeros de galactosa (un monosacárido) y oligoelementos minerales como calcio e hierro.

Es tan fácil como poner una cucharada de agar-agar (10g aprox, yo uso el que viene en polvo) en tres cuartos litros de agua y lo pongo a calentar. Por otro lado, licúo la fruta que quiera (o la exprimo, al fin de tener un zumo de fruta) y a esto le agrego un cuarto litro mas de agua. Si la querés más dulce le agregás azucar. También le podes poner trozos de frutas. Luego mezclo los dos preparados y dejo reposar. En menos de dos horas tenes una riquisima gelatina vegetal.

La primera que hicimos fue de durazno y duró apenas un día!


martes, 20 de marzo de 2012

Éxtasis lácteo

Cuando mi cachorro tenía pocas semanas y ya habíamos aprendido un poco el arte de dar y alimentar como los mamíferos que somos, yo me fascinaba cuando luego de una larga toma se quedaba quietecito entre adormecido y extra satisfecho, con los ojitos entrecerrados. Oliendo el dulce aroma de la leche que me brotaba, respirando suave, calentito muy cerca de mí. A esta situación la llamé "éxtasis lácteo".

Era tan grato verlo en estas situaciones que interrumpirlas para sacar una foto era algo cercano al sacrilegio. ¿Cómo arruinar tan dulce y bello momento de tranquilidad mutua? Esas imágenes las tengo guardadas en mi memoria, son sólo para mi.

La lactancia materna disfrutada por los dos, mamá y bebé, es algo sumamente placentero. Tanto o más de lo que alguna vez me pude imaginar. Aún hoy, cuando en sus 11 meses logra su éxtasis lácteo, me desborda una felicidad suave, tranquila, bella. Es inexplicable la sensación al ver sus ojos entrecerrados, sentir su espiración cómoda, olerlo dulce, verlo con una sonrisa escondida en los labios, sentir sus suaves caricias sobre mi piel, cual mimos de agradecimiento... verlo plenamente satisfecho de cuerpo y espíritu por ese momento de conexión e intimidad que compartimos me deja plena. Es un momento que no se puede compartir, que debe ser vivido, que vale la pena. Es un buen momento puro donde no hay nada que sea importante.

En el éxtasis lácteo caigo del precipicio del tiempo-reloj y me muevo en mundos viscosos, en donde el tiempo se palpa y fluye a velocidades que no me explico. El mundo que me rodea se achica a lo que puedo llegar a tocar, y es un lugar cálido y con entre luces. Nutrir, esa magia que me brota sin control mental alguno, y saber que es bueno y que ayuda es una de esas sorpresas que me dio mi cachorro al volverme mujer maternante.

domingo, 18 de marzo de 2012

Mi primer premio-blog!!!

Mica (Mirando tus Ojos Aprendí), Pao (Creciendo Juntas) y Gi (Al Borde de los Treinta) super mamás del espacio real y el virtual hace un tiempo me enviaron un premio. Mi sorpresa fue enorme cuando vi que este espacio que abrí recibía este premio homenaje de parte de estas otras mujeres a quienes en diferentes momentos conocí a través de sus escritos.


Como mujeres maternantes tenemos muchas cosas que nos unen, sin embargo no nos conocemos en persona (no aun, ya habrá oportunidad!) y siempre están ahí del otro lado del monitor leyendo, escribiendo y compartiendo sus experiencias, como tantas otras mamás blogueras. Así nos enredamos y nos sostenemos cuando se nos hace difícil y nos halagamos cuando es fácil.

Según la Real Academia Española, la palabra  tribu deriva del latín tribus y se define como cada una de las agrupaciones en que algunos pueblos antiguos estaban dividido. También puede referirse a un grupo social primitivo de un mismo origen, real o supuesto, cuyos miembros suelen tener en común usos y costumbres. Finalmente, ya en lo coloquial una tribu es un grupo grande de personas con alguna característica común. Como bien expuso Gi en su propio blog, esto es lo que nosotras formamos. Somos una tribu, un grupo social que posee características en común. Tenemos un apego por la crianza de nuestros hijos, porque queremos criarlos de forma responsable. Seguramente tendremos muchas otras cosas en común, junto con los blogs que mantenemos y otras tantas diferencias que nos harán únicas y diversas. Pero todas estamos aquí, para fortalecernos en este camino de aprendizaje que estamos transitando desde que nos supimos mamás.

Responder lo que sigue es la parte que me corresponde del premio

1. Elige un momento de tu vida muy importante. Sólo uno.


La primera vez que sentí moverse a mi cachorro dentro de mí. Fue en un concierto de cuencos tibetanos con meditación. Nunca había imaginado como se sentiría, pero muchas veces había pensado en cómo sería. Fue maravillosamente mágico. El movimiento interno mas dulce que alguna vez sentí. El sentirlo y poder pensarlo, saber que era alguien (mi renacuajo) que crecía a diario en mí me llenó de una misteriosa felicidad que hasta el día de hoy me acompaña.

2. Que lugar del mundo te gustaría visitar que no conoces.

El amazonas... y ver la confluencia del Amazonas con el río Negro... ver un atardecer en la plenitud de la selva


3. Haz un menú con tu comida preferida. Entrada, plato principal y postre.

Entrada: sopa de verduras
Plato principal:ensalada con todos los colores
Postre: me gustan muchisimos... tarta de manzana tibia con canela y una bocha de helado de vainilla
de tomar: limonada con genjibre o te verde con menta frío


4. Si a trabajo se refiere ¿Cuál sería tu trabajo perfecto o profesión, sin pensar en salarios?

Trabajar en la conservación de algún área silvestre yendo a campo, investigando e integrando los conocimientos con la sociedad, haciendo educación ambiental

5. ¿Recuerdas cuándo y por qué reíste la última vez? Cuéntalo si lo recuerdas.

Esta tarde con mi cachorro, nos reímos mucho los dos mientras lo cambiaba después del baño. Estaba tentado y se reía a risotadas cual nene de publicidad, ¡un bombonazo!

viernes, 16 de marzo de 2012

Qué dificil!!!!!!!!!!

Estos días que pasaron nos pasó de todo. Tanto así que se nos fué febrero como agua que se escapa entre los dedos.

Particularmente no me está resulando fácil esto de maternar, mantener la casa, trabajar, pensar en mi y en mi compañero. Y ahora releo esto útlimo que escribí y me cuestiono: cómo me va a ser fácil si son un montón de cosas!!. Bueno, sé que hay que aflojar con las exigencias y eso lo pongo en práctica. Bueno, la verdad no me es nada fácil. Constantemente creo estar bajando las exigencias pero despues, al final del día o de la semana veo que no fue así. Una de las cosas que más me cuestan es encontrar espacios para trabajar en casa, leer lo que debo, corregir, planificar, proyectar. No tengo momentos de mi como ser individual. Y me aclaro, "para eso empezó el jardin", pero nos está costando muchisimo.

Antes de estos 9+11 no me imaginaba cómo iba ser esto, cuánto cuesta, cómo cambia todo, la satisfacción que da pese a todo. Desde esa vereda, la que ahora me queda enfrente donde están los solteros sin hijos, es difícil escalar la magnitud de los cambios (en todas sus dimensiones).

Si bien aún no comencé al 100% con mis trabajos, los últimos dos viernes pasados, terminé con migrañas por estar exhausta. Esas semanas intentaba todo: estar sonriente para llevar al cachorro a su adaptación al jardín, tener la casa lo mejor que se puede, cocinar y comer sano, mantener mis plantas y huerta, trabajar adelantando las cosas atrasadisimas que tengo, tener un rato para compartir con mi pareja, hacer algo de laburo, mantenerme activa socialmente, lograr momentos de ocio/descanso... etc. Pude? si, pero dormia 5hs cada noche y ambos viernes caí mal. Mi cuerpo no da para esos trotes. Con migraña ni siquiera puedo estar ok para darle de comer al cachorro su ñuñu.

Paso a paso, esta semana continuo mi trabajo personal de ablandar los límites. De hacer hasta donde se puede y dejar fluir. Esto, en parte, es lo que también me aleja de este espacio. Ya no dispongo de mi tiempo para sentarme y volcar todas las palabras que se me atoran en la cabeza.

Así estoy este útlimo mes. Buscando alguna manera de obtener un equilibrio malabarista. Por momentos triste, otros en los que no me importa nada mas que estar con el cachorro y disfrutar, otros en los que quisiera escapar.

Es maravilloso que alguien me ame como mi cachorro. Es increible lo que se siente cuando se desborda de felicidad al verme. Es alentador verlo ganando destrezas. Es fascinante escucharlo reirse a risotadas. Es transgresor verlo tan inmensa y descaradamente feliz. Es tantas otras cosas! por todas estas vale que me sea difícil cerrarme y volver. Ya no quiero volver a ser como antes. Ahora busco conciliar, de a poco, con paciencia propia y pidiendo paciencia ajena, conciliar el trabajo y su crianza.

jueves, 8 de marzo de 2012

Día de la mujer

En mis escasos tiempos acutales, paso por este, mi espacio para dejarles algo que encontré navengado por ahí y que quiero compartirles en nuestro dia. Espero que les guste y se reconozcan:


¿Cómo es una mujer pagana? Son mujeres que se atreven a ser distintas
Son mujeres que quieren hacer de éste un mundo más vivible

Son mujeres que se dieron cuenta que el cambio que desean ver en el mundo, está en sus manos

Son mujeres que se sienten hijas de la Pachamama, de Pulowi, de Gaia

Son mujeres que creen en la horizontalidad de las relaciones

Son mujeres que saben que el sistema patriarcal fracasó

Son mujeres que sí creen en el Sacerdocio Femenino

Son mujeres que se atreven a ser distintas

Son mujeres que se atreven a darle una educación diferente a sus hij@s

Son mujeres que se atreven a decir "no" y "basta"

Son mujeres que se atreven a correr con los lobos

Son mujeres que se permiten ser compasivas consigo mismas

Son mujeres que se atreven a caminar despeinadas

Son mujeres que admiran y honran la vejez y la sabiduría

Son mujeres que no creen en la superioridad

Son mujeres que saben que el IQ no sirve para gran cosa

Son mujeres que juegan y bailan con sus hij@s en cualquier lugar de la ciudad

Son mujeres que forman círculos espirituales

Son mujeres que salen a buscar sus Diosas Oscuras y aunque tienen miedo, atraviesan el Bosque Espeso

Son mujeres que lloran, se deprimen, y se cansan más cuando están ovulando y no se sienten disminuidas por ello

Son mujeres que aprendieron a reírse de sí mismas 
 
Son mujeres que saben que ser llamadas Brujas es un gran elogio

Son mujeres que sienten a tod@s l@s niñ@s del mundo como sus hij@s

Si te sientes identificada con esta descripción entonces ¡¡somos de la misma manada!!
 
Imagen tomada de internet
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...