viernes, 16 de septiembre de 2011

De bebés y pañales II

El mercado nos ofrece un sinfín de opciones fácilmente hallables en todas las farmacias, supermercados y otros tantos lugares. Estoy hablando de los pañales descartables (o desechables). Sin embargo, éstos son costosos, y desechables, por lo cual la inversión es alta dedo que no hay posibilidad de reutilización.

Las mismas empresas que lo comercializan, se garantizan el mercado realizando campañas solidarias, haciendo donaciones de sus productos, dando promociones. Es fácil caer en este juego y no poder ver que nos están sesgando a utilizar solamente lo que ellas deciden. Logrando abultar únicamente el bolsillo de estas mega corporaciones.

El costo de elaboración de los pañales descartables es alto, hay varios equipos trabajando en su diseño, en mejorar su absorción, en elaborar mejores químicos y demás absorventes. Pensándolo desde este lugar, a la empresa misma no le conviene mejorar demasiado su producto, haciendo que dure mas horas por ejemplo, debido a que esto disminuiría sus ventas. Si lo hicieran, la cantidad de desechos que estos productos generan serían menores. Pero a estas corporaciones no les importan los desechos, ellas no se hacen cargo de los mismos.

Pero, ¿de cuántos pañales estamos hablando? Bueno, hagamos algunas cuentas... En el primer año de vida, la cantidad de pañales por día varía, digamos que usa unos 6 pañales en promedio. Hacia el año y medio usará unos 4 pañales por día (siendo buenos). Los pañales son usados hasta los 3 años aproximadamente. Bueno... 3 años * 365 días al año dan unos 1095 días. Si promediamos en 5 pañales por día, serán 1095 * 5, nos da unos ¡ 5475 pañales !

Principalmente en Europa, ante tantísima cantidad de desechos producidos, hay varias ideas que se están probando que servirían para aprovechar los pañales usados. Hay quienes proponen reciclarlos para obtener gas y energía (dado el componente de materia orgánica que poseen, Suez Environnement), y quienes plantean esterilizarlos y reciclarlos para construir techos y aislantes (Knowaste). Aun están a prueba estos métodos, y la verdad, nosotros en Sudamérica y especialmente en Argentina, estamos a años luz de ser eficientes en el reciclaje y en la separación domiciliaria de residuos. Una pena, no creo que estas tecnologías sean una buena excusa para caer en la imposición del mercado de comprar y tirar.

Y pensemos un poco más en detalle. Esto que nos ofrecen como única y mejor solución, ¿de qué está hecho? ¿de dónde provienen estos materiales que con tanta liviandad y confianza ponemos en la piel del bebé?

Molécula de poliacrilato
La composición de un pañal desechable variará dependiendo de la marca y del modelo, pero básicamente consiste en una capa absorbente de celulosa con elementos destinados a retener la humedad (SAP o polímero súper absorbente, un ejemplo es el poliacrilato de sodio), situada entre capas impermeables destinadas a evitar que la piel del niño entre en contacto con la humedad y por tanto acabe irritándose.

Más en detalle (datos del INTI y The Diaper Industry Source)

Componentes de un pañal desechable
  1. Pad absorbente, compuesto de pasta fluff que surge de fibras de maderas de coníferas, tratadas por pulpado químico blanqueado y luego pasadas por un molino que desmenuza la pulpa en seco. Esta pasta se mezcla con polímeros superabsorbentes (SAP).
  2. Cubierta de papel tissue (ubicada entre el pad y la cobertura no tejida), es un papel delgado, de bajo gramaje, que cumple la función de captar la orina y transferirla a todos los sectores del núcleo absorbente, evitando que el líquido se concentre sólo en la zona donde ocurre la micción.
  3. Cubierta de material no tejido, semipermeable, esta en contacto con la piel, con el objetivo de propiciar la transferencia de los líquidos hacia el interior y evitar el pasaje en sentido inverso.
  4. Cubierta impermeable plástica (polietileno), la parte exterior que está en contacto con la indumentaria del bebé, cuya función principal es impedir el pasaje de desechos al exterior. 
  5. Cintas frontales, laterales y elásticos, (polipropileno termofusionado, a veces con acabado símil tela y más recientemente con velcro)
Entonces: papel, plástico y polímeros sintéticos. En palabras relacionadas al ambientalismo: monocultivos y derivados del petróleo. Mmm..

Bueno, con esta composición, sumada a los antibacterianos, aloe vera y demás agregados que les ponen y a la cantidad de procesamiento que tienen son difíciles de degradar naturalmente... es por eso que este tipo de residuos duran en los basureros más de 200 años (llegan hasta los 500 años!). El simple envase del "popó" de nuestro bebé estará en la tierra mucho más tiempo que quien lo utilizó.

Desde 1940 se vienen utilizando pañales descartables, cada vez son más utilizados... y cada bebé usa, reitero, algo más de 5475 pañales. Esto da una significativa cantidad de basura, en toneladas, de la que nadie habla o se hace cargo.

Es cuestión de salirse un poco de lo que nos venden.

Si hacemos cuentas, hasta es más económico no comprar desechables. Mis hermanos y yo, en los 80`s, nos criamos con pañales de tela sin problemas. Luego, estos pañales quedaron fuera de mercado, ¿habrán sido boicoteados?. Pasaron los años, hoy están volviendo, renovados o clásicos, pero vuelven a surgir como una opción amigable con el ambiente, económica, reutilizable, bonita y sana.

-continuará-

3 comentarios:

  1. Hola me encantó tu blog!! Te cuento que nosotros usamos pañales de tela hace 5 meses, después de cumplido el año del gordo. Estábamos como tu amiga, sin información, todos los pañales que podíamos acceder cuando estaba embarazada era el chiripa de plástico y el pañal de gasa con la T, y si bien se me pasó por la cabeza tener un par por si me quedaba sin pañales todos me desanimaban diciéndome que los tenía que hervir, que era un lío.
    Compramos los pañales afuera, la verdad que la tecnología y diseño que tienen son increíbles y estoy muy contenta que la industria nacional esté igualándose porque quiero comprar los próximos acá!

    Te invito a que visites mi blog:
    serpapasynomorirenelcapitalismo.blogspot.com

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola Laura!
    gracias por tus palabras. También descubrí tu blog hace un tiempo, y me gustó mucho, me pareció muy original, además de que ví que coincidíamos en las ideas.
    Es cierto lo que decís, cuando planteas usar pañales de tela todos te desaniman diciendote mil cosas: que va a vivir paspado, que vas a vivir lavando, que es un lio porque hay que hervirlos... En fin, mil cosas que no pasaron.
    Fijate que en la entrada de "bebes y pañales 1" hay una lista de emprendimientos pañaleros de Argentina.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hola Cecilia me encanta el blog!! yo hace un año estoy usando pañales de tela, empece haciendoselos a mi bebe, probando distintas telas, moldes, cosiendo descosiendo peleando con la maquina pero todo esto sin saberlo me llevo a iniciar un emprendimiento, despues de 9 meses de pruebas nacio! hace 3 meses me largue y estamos muy entusiasmados y conformes con la respuesta de las familias, quiero compartirlo si se puede y agradecerte por compartir tu experiencia ya que es enriquecedora para las mamas uqe todavia no se animan al cambio, para las interesadas nos pueden encontrar en facebook Ecopañales Entretelas Gracias!!!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...