jueves, 15 de diciembre de 2011

De caídas y cochecitos

La verdad es que no soy una mamá de usar cochecito (para horror de mi propia mamá). Desde recién nacido mi cachorro viajó en fular a todos lados, cerquita mio o de su papá. Pero ahora ya con ocho meses cumplidos y casi diez kilos se me vuelve un poco pesado. Aun no logro aprender a ponérmelo en la espalda y llevarlo delante como siempre lo hicimos me esta haciendo doler todo y termino mas que cansada. Esta era la situación el otro día que tenía que hacer unos trámites de trabajo. Por esto decidí salir con el cochecito, mas incómodo para muchas cosas, pero me liberaba de mis dolores de espalda y cervicales.

Bueno, ya decidida a usarlo salimos contentos, yo cada tanto masticaba la incomodidad de que estuviera más abajo de mi campo visual, de no poderle ver la cara o los gestos, de no tenerlo cerquita, pero la verdad es que mi cuerpo necesitaba no cargarlo. Como siempre que hay escaleras y pocas manos gentiles, desarmé el cochecito y subí. Cuando terminé el trámite bajé y salí a la calle. En ese momento no me percaté, porque no tengo la costumbre de andar desarmando y armando el coche a cada rato, de que no había enganchado bien el pasador que frena al bebé en la silla. Como siempre usamos porteo ni se me ocurre atarlo al cochecito. Pues bien, las bellas veredas de Buenos Aires a veces no son bellas y están rotas. Y el coche se trabó entre las baldosas, mi cachorro que iba reclinado hacia adelante siguió con la inercia del movimiento, el enganche cedió y yo me llevé un terrible susto cuando lo tuve que levantar llorando del suelo. ¡Me sentí la peor! Cómo no iba a saber que eso podía pasar! Cómo había elegido usar el cochecito, yo, que difundo y apoyo el porteo! Miles de cosas se me cruzaron por la cabeza...

El tema es que el cachorro lloraba y yo quería hacerlo con él. Por suerte no fue nada, lo revisé en el momento y me mantuve calma. Él se tranquilizó en seguida. Igual lo llevé al médico para que lo revisara porque se había golpeado la nariz. Me dijo que las caídas de los cochecitos son muy comunes. ¿¡Muy comunes!? pensé yo horrorizada. Luego charlando con amigas me confesaron otras situaciones de las que no hacen alarde o comentario alguno por el sentimiento de culpa que generan.

¿Cuán común es que se te caiga el bebé del fular, mei tai, quepina o bandolera?

No sé si son comunes estas caídas, ¿cómo se te cae si siempre lo estas mirando, lo sentís, sabes si se durmió o esta despierto? Es lógico que no me haya percatado de que estaba mal enganchado si a mi cero costumbre de usarlo le sumamos que yo no veía su cara y él estaba ahí quieto y solo, mirando todo desde abajo.

Me asusté y el médico lo notó. Me mandó a hacerle unas placas que dieron bien. El ahora sigue igual de feliz. Yo desde ahora cada vez que tenga que salir voy a recordar dos veces las ventajas del porteo y dejar el cochecito en casa.

10 comentarios:

  1. Ay Ceci que susto!!! Menos mal que no fue nada! Y si...lamentablemente se de varios casos de caidas de los cochecitos... Igual no te sientas mal! Necesitabas descansar un poco tu espalda y tuviste justo la mala suerte de que se cayera! No probaste nunca un mei tai? Para la edad de tu gordo es mas practico que un fular (y las tiras son acolchaditas, y eso la espalda y los hombros lo agradecen). Mi nena ya pesa casi 12 kg y el Mai nos va genial :)

    ResponderEliminar
  2. Ceci! que susto pobres los dos! che, no probaste usar un mei tai? para la espalda y bebés mas grandes, me parece que son mas comodos. Por lo menos, yo lo empecé a usar con Coco porque en el fular obvio ya no se queda.

    ResponderEliminar
  3. jaaaaaaaajajajjaa ok, comprate un mei tai o te ataca el escuadron, asi se llaman estos comentarios

    ResponderEliminar
  4. Ceci! Nosotros usamos el cochecito habitualemnete, el porteo lo uso cuando viajo en cole. Te cuento que a mi no se me cayó nunca pero un día mi marido lo puso sin el cinto (estabamos en casa, sino el cinto siempre y los 5 puntos), le dije que se podía patinar y caer, que no costaba nada asegurarlo... Y él no me hacía caso hasta queeeeeeee se cayó. No fue nada, estábamos en casa y no pasó de un llanto. Pero el cinto lo uso siempre, más cuando una conocida me contó que su nena se arrojó del coche...
    Yo tengo la mochila ergonómica, para llevarlo atrás me arrodillo en el piso lo pongo en la espalda y tomo las tiras como cuando te pones la mochila en la escuela. Es muy linda, Seba pesa 13 kilos (un poco más) y el peso va a mis piernas. Por lo que conocí gracias a Bren el mei tai tiene un sistema muy parecido. Espero que te sirva!!! Muchos cariños, y afuera las culpas!!

    ResponderEliminar
  5. http://www.youtube.com/watch?v=g9PveOSLEhw

    Chicas les dejo este video, mi mochilita es muy parecida a esa, hasta tiene para cuando el bebé se duerme y para que no le de el sol. La llevamos a las vacaciones (nos fuimos a San Bernardo) y fuimos sin cochecito y la usamos un montón!!!

    Pd, no es re tierno el bebé saludando al final???

    ResponderEliminar
  6. Nos paso algo parecido con el coche por eso y muchas cosas más prefiero los portabebés. Gracias por pasarte por mi blog!!! Me encanto el tuyo. Ya me suscribí a tus entradas. Tienes twitter? me gustaría estar en contacto también por allí. Ahhh y mil gracias por el link a mi blog.. eres un sol!!!

    ResponderEliminar
  7. hey hola yo tambien soy biologa y madre!!! urra, pues gracias al twittter de Zavila te encontré asi que a mi tambien me gustaria seguite, yo vivo en 3 piso asi que es una locura sacar el cochecito!!! pero eso si ya domino lo de llevarla en la espalda a mi niña de 15 meses, dale click en mi perfil para que te lleve a mi pagina y sigamos en contacto, gracias por publicar esto. 4 abrazos

    ResponderEliminar
  8. A nosotras nos da miedo llevarlo en la espalda, pero la verdad es que es super práctico, seguro, cómodo. Naturalmente el porteo es en la espalda, adelante es una "invención" occidental, jaja! Una vez que le agarrás la mano, ya no lo llevás adelante. El cochechito es un portabebés más, y colabora muchas veces con la vida cotidiana. Pero si te duele la espalda es posiblemente porque tu cuerpo necesita cambiar de postura; alternar adelante, cadera y espalda, e ir variando los nudos. Lo que te dicen del mei tai, es genial, es el portabebé ideal (si no te arreglás con el fular) para hacerlo más o menos rápido y seguro. Y mi hijo nunca se cayó del portabebé, y del cochecito, lo empujó una vez su hermana de costado... Besos!

    ResponderEliminar
  9. hola a todas
    gracias por todos los comentarios
    este tema me genero muchas cosas, por lo pronto se me pasó un poco la fobia al cochecito, je, igual estoy fulareando mas pese al calor y mi espalda.
    Muchas personas se atrevieron a contarme sus accidentes con el cochecito y los cachorros, parece que es común nomás. Igual ahora estamos pensando en comprar el mei tai o un fular más ancho, para seguir con el porteo.
    Nosotros ya anduvimos conociendo más nudos, para ir variándolos, como bien nos recomendaron. Ya les contare que decidimos.
    LA verdad es que como el cachorro es tranquilo en el cochecito, no es de querer salirse ni nada, jamas se me ocurrio que las cintas también servían para evitar que se fuera de boca al piso... ahora cuando lo usamos va con el cinto puesto.
    Zary, no tengo twitter pero me podes encontrar en facebook.
    Seahorse Baby, estoy chusmeando tu página, muy linda!
    cariños a todas!

    ResponderEliminar
  10. ah, por las dudas... ya pasó una semana y no tiene nada. Ni rastros de la caía... un alivio! :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...