martes, 27 de diciembre de 2011

24 de diciembre y festejo

Reunión familiar, compra de regalos, comilona, esperar a las 0:00hs, brindis... chicos ansiosos por ver si trajeron lo que pidieron... se festeja algo. Para los católicos se festeja el nacimiento de Jesús. Yo estoy bautizada pero no creo, no voy a misa, no me confieso. Tampoco estoy de acuerdo con que mi cachorro sea un pecador a menos que lo bautice para limpiarlo del "pecado" con el que fue concebido. Son creencias. Hay quienes las toman y otros que no. Yo estoy en este ultimo bando.

En esta época de festejo navideño me siento siempre en la obligación de responder a las creencias de otros, avalando mitos y creencias. Me encanta la reunión con mis afectos. También los preparativos. El brillo y los adornos. Pero la fecha carece de significado.

Sin embargo esta es una tradición moderna. Tiene alrededor de 2000 años. Sin embargo, antes en esta fecha también había festejos. Elegir el veintipico de diciembre es hablar del solsticio. Reunir esta posición de nuestro viaje alrededor del sol con una evento religioso me suena a marketing publicitario.

Hace mucho más atrás que 2000 años, muchas culturas festejaban el solsticio (de verano o invierno, según el hemisferio). Festejar la llegada de una nueva estación implicaba festejar a la naturaleza, agradecer por la llegada de un mejor clima, por el fin-comienzo de una etapa.

A mi me gusta el festejo del veintipico de diciembre porque me gusta festejar el solsticio. Y como estoy en el hemisferio sur y es el inicio del verano, me encanta festejarlo con flores y frutas frescas, luces alegres y vibrantes. Comienza el verano, hace calor... un señor abrigado y nieve me resulta extraño, importado. Me quedo con las flores y festejo la llegada de la luz del sol.

3 comentarios:

  1. Pasa eso de que nos gusta estar con nuestros afectos y para eso muchas veces tenemos que adecuarnos a sus costumbres, que quizás no compartimos. Pero está bueno tener en claro que no compartimos ciertas creencias y que simplemente nos reunimos por el placer de reunirnos. Es preferible, creo yo, a no saber por qué hacemos lo que hacemos. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Que lindo todo lo que decís!
    La verdad es que en casa tampoco vamos de la mano de la creencia católica, sin embargo este año hasta armé el pesebre con playmobiles para que si Seba quería jugar con él lo hiciera. A María le puse la panza y todo, me gustaba jugar con la idea de los últimos días de espera. Tb hablamos de festejar otras festividades más adelante para que Seba aprenda de todo y elija un día la religión que quiera (si es que quiere alguna)
    Vengo de una familia creyente, mi mamá podía jugar al truco con todas las estampitas que tenía, iba a misa todos los días si podía y me retaba si pasaba le tiempo y no me confesaba. Me gustaba la navidad en el sentido de festejar el nacimiento de jesús, pero hoy en día no lo veo así. Muchos chicos no ven la navidad como una celebración religiosa o familiar, sino como el bonnus track del año, la revancha del día del niño o de su cumpleaños. Por qué dejamos que nos convirtieran en tan materialistas?
    Los otros días comprandole el regalo a mi hijo (en una juguetería de barrio, donde la plata va a la familia) escuché a una de las vendedoras hablando con un cliente en la puerta, y le decía que su hijo le pedía muchos juguetes comerciales y ella le compraba aquellos con los que sabía que él jugaría... el cliente le dijo, mi hija no ve tele (3 años) por lo tanto no me pide. Y por mi cabeza paso un BIEEEEEEEEEEEEEN! VOY POR BUEN CAMINO!!!! Protegerlos de la extrema exposición, celebrar el hecho de que un año termina y aprovechar el momento para pasarla con los que queremos debería bastar.

    Feliz año nuevo Ceci, concuerdo con vos, para qué vamos a estar deshidratando a un pobre viejo y no darle unas buenas bermudas y ojotas, no?

    ResponderEliminar
  3. Gi, totalmente de acuerdo, es muy bueno saber qué se festeja y saber diferenciar. Valorar la reunión con la gente que nos quiere.
    Y como dice Laura, también es importante rescatar que esta festividad no es una cuestión de consumo de productos, una revancha para tener mas cosas. Creo que valorando el encuentro y sabiendo que festejamos (un nacimiento, un solsticio, etc) podemos dimensionar cada parte del festejo y que no sea simplemente comer para esperar regalos.

    Me alegro que haya otra familia donde los peques no vean la tele. Nosotros no la tenemos conectada a nada, ni aire ni cable. Esperamos poder seguir manejandolo asi a medida que crezca el cachorro, pero es muy cierto que los chicos son grandes y carisimos consumidores por todo lo que ven en esa caja boba.
    y si, cuando el viejo venga en bermudas y ojotas, con un licuado en la mano y algunas flores, capaz que me tienta armarle algo lindo. Por lo pronto, en casa sólo algunas luces, ni árbol, ni adornos en la puerta y menos un pesebre (aunque tu idea del playmobil me parecio genial)
    besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...