viernes, 4 de noviembre de 2011

Estas ultimas semanas... no doy mas

Hace un tiempo que no encuentro tiempo para sentarme tranquila a escribir.
Hace un tiempo que mi cabeza me martilla todos los "debo" que debo.
Hace un tiempo que mi propia exigencia me supera.
Hace un tiempo que me esfuerzo hasta que mi cabeza explota y los músculos de mi espalda se quejan.
Y, bueno, así... no doy más.

¿Les pasa?
¿Será que me exijo más de lo debido? Sólo estamos nosotros dos con las variadas tareas de la casa. Las mascotas, nuestras plantas y huerta requieren nuestros cuidados. Tenemos muchas salidas sociales que cumplir y disfrutar. El embarazo y el nacimiento me dejaron muchos proyectos a la mitad, algunos de los cuales debo terminarlos, otros no hay apuro. Debo corregir cosas, cumplir con mi trabajo en las escuelas, que necesita de planificación en casa. Quiero comer saludable, lo cual implica saber qué cosas necesito para cocinar, comprarlas si no las tengo y cocinarlas. Quiero criar al cachorro con afecto, con apego, con paciencia. Lo quiero DISFRUTAR. El cachorro debe ir al médico, estar limpio, tener pañales, ahora debemos saber si lo llevaremos a una guardería o no, entonces hay que salir a recorrer colegios y obtener una vacante... La lista sigue.

Estoy ahogándome. Si me relajo me duermo. En los momentos que tengo libres, porque el cachorro duerme, mi cabeza esta alocadamente girando y tardo tanto en concentrarme que cuando lo logro... mi cachorro ya se despertó de nuevo y adiós tiempo de tranquilidad.

¿Cómo se hace para que no nos gane el desorden, el malhumor? Tampoco es que quiera todo de punta en blanco, pero así no voy a durar mucho más. Me siento un poco sola en las cosas que debo hacer, como que lucho para cada cosa contra una gran inercia. El desequilibrio entre lo que hice y lo que debo siempre es terrible y esto me mantiene siempre bajo tensión.

¿Será que el desapego evita esto? ¿contrato una niñera 8hs al día? ¿llevo al cachorro a un jardín maternal? ¿es la única solución?

Esta última semana no tuve mis momentos de no cuidar al cachorro. Quizás por eso este particularmente sensible y extremadamente cansada. Fui madre maternante, enfermera de mi cachorro, ama de casa, compañera y mujer que trabaja todos los días, casi a toda hora.  ¿A esto se referían cuando dicen que una misma se pierde, que se desdibuja?

Si, la verdad, es que escribo estoy y me aflojo. Estoy triste. Estoy sola. Este momento es el único de la semana en el que me siento tranquila. El cachorro duerme. Mi compañero salió. Las mascotas descansan. Me aflojo y lloro. Se me desata el nudo de la garganta que me apretó todos estos días.

¿Cómo se equilibra la crianza con apego a mí, con todas las cosas que hago?
Seguro, algo deberá cambiar...

7 comentarios:

  1. Uf... me encantaría darte una solución mágica Ceci. Sucede que yo también me sentí así. Y me siento así aún en muchas oportunidades... siento que en algún punto debo haber tenido una suerte de "sourmenage" porque no encuentro la manera de concentrarme en nada. Y los dolores del cuerpo están las 24 horas... antes dormía y se me iban, ahora me acuesto y me duele, me despierto en medio de la noche y no encuentro la postura... Y creo que el cuerpo acusa recibo de la cabeza también, no sólo de los 17 kilos y pico o más de mi pichón. Creo que todas las madres se sienten desbordadas en algún punto, pero antes las mujeres se callaban porque eso era lo que se esperaba de ellas. Ahora por suerte nos podemos contar unas a otras cómo nos sentimos, cómo nos desborda la nueva rutina, cómo nos sentimos solas... Y no estamos solas. Pero sí. Y la culpa que aparece... en fin. Yo no sé si mejora con el tiempo, quiero creer que sí!!
    Es cierto que algo deberá cambiar como vos decís... todas las madres hicieron algún sacrificio para poder estar más tiempo con sus críos. La mía hizo uno muy grande, pero no siempre tiene que ser así. Y pedir ayuda no está mal... Yo todavía no encontré el equilibrio, porque el día que vuelva al ruedo no sé cuántas horas estoy dispuesta a dejar a mi pichón en manos ajenas... Y es así, ser madre es dejar de ser uno para ser dos en un mismo cuerpo. Y estar en todos lados... Y dicen que sólo Dios puede hacer eso! así que creo que nos espera una tarea titánica, subestimada por siglos, y hermosa. Démonos fuerzas. Después de la lluvia siempre sale un hermoso sol.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pau. Es bueno saber que una no está sola en estos sentires. Necesitamos la manada y nos la armamos en este espacio virtual, que por suerte tenemos. Otro beso para vos!

    ResponderEliminar
  3. Ceci, que te puedo decir que no estes experimentanto por ti misma.

    Yo Tengo dos, uno de 3 y uno de 6. Empece el doctorado cuando el mas grande tenia menos de unn a#o y lo tuvimos que dejar en la guarderia full time, de 8 a 6... resisti 6 meses, hasta que el empezo a llamar mama a la chica que lo cuidaba y no dejaba que yo lo vista o ba#e.... En ese momento decidi....... trabajar de noche en los almuerzos sin un descanso y buscar a mu cachorro lo antes posible .... dejar un experimento corriendo ir a buscarlo, llevarlo al labo (cuidando que no toque nada) terminanr con el mirando una peli en la PC y volver a casa.... cuando quede embarazada .... lleve a los dos a upa lo mas que pude, los cuide lo mas que pude.... en el trabajo todos pensaban que no hacia nada, en casa la casa se me caia en la cabeza.... los chicos sufriendo que mama no estaba. mi cuierpo desstrosado, tengo siatica y ahora lumbago, no me puedo mover del sillon, pero me doctore ...... valio la pena? no lo se y nunca lo sabre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ninf
      todo este tiempo me quede pensando en tu respuesta. ¿No valió la pena el doctorado?
      Yo ahora estoy en la disyuntiva sobre que hacer con esto. Se que es dificil pero ¿no es posible alguna solución intermedia entre lo que vos viviste y no hacerlo? Yo lo haria por mi cuenta, sin beca.
      Creo que te sirve o no según como tomes la experiencia. Fue una inversion grande la que hiciste, segun contás. Me parece que sería bueno que pudieras capitalizarla como un crecimiento, incluso en lo familiar, pudiendo aprovechar mas el tiempo con tus cachorros ahora.
      Gracias por pasar!

      Eliminar
  4. Hoola Ce! es feo cuando no dan más los huesos!! A mi me pasa a veces, entre la casa, el crío y los problemas de afuera una no puede!!! Tb es fin de año... Eso nos estresa más! Porque la calle está estresada en general, la gente quiere salir de vacaciones ya, quiere que pase las fiestas y quitarse los problemas de encima YA. Y lo transmiten tratándonos mal, estando nerviosos hasta en la cola del supermercado!!
    Mucha paciencia, mucho tilo, y mucha risa con el cachorro! Espero que te recuperes pronto!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Te entiendo tantooo! A veces se hace cuesta arriba verdad? y si con 1 hijo es dificil imaginate con dos... O mas! Suerte que tenemos "La tribu" para desahogarnos y hacer catarsis!!! Me encanto tu blog, te sigo!

    ResponderEliminar
  6. Hola
    se necesita la tribu para sobrellevar estas cosas, es cierto. Esta sociedad nos deja muy solas en la crianza, siento que quiero ser la mujer maravilla de la tele!
    me recupere, si. Sus palabras ayudaron a no sentirme extraña en la situación.
    y Ninf... el tema del doctorado me ronda, cuando me embarace estaba por retomarlo! ahora no se que hacer.
    Decisiones, decisiones... es la vida! pero si, mucha sonrisa al cachorro, el me demuestra lo poco q se necesita para ser feliz plenamente!!
    las abrazo!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...