viernes, 10 de febrero de 2012

Durmiendo

Antes no sabía ni que existía la palabra "colecho". Es más, cuando un ex me dijo que la mamá de su hijo de cuatro años dormía con el nene en la misma cama me pareció terrible. Colecho es eso, en el sentido estricto, compartir el lecho.

Nosotros a veces evitamos decir que a veces colechamos. Por que la gente nos mira mal. Pero es cierto, el cachorro tiene casi 10 meses y sigue durmiendo en nuestra habitación. Tiene su cuarto, ahí duerme sus siestas y se acuesta a la noche, pero después, en algún momento termina con nosotros porque nos resulta más cómodo que esté cerca por si se despierta. También nos resulta agradable que duerma con nosotros, pero claro... esto a veces se presta a situaciones que terminan resultando en dolores musculares matutinos. Acá tienen algunos humorísticos y muy ciertos ejemplos, ¿se identifican en alguno?


Ja, creo que el único que no practicamos es el segundo de arriba a la izquierda. 

Alguna vez una conocida me dijo que ella nunca había dormido con sus hijos y en tono horrorizado me aclaró "¡a ver si se acostumbran!". Para mí, ahora ya mamá, dormir con mi cachorro es tan dulce, lindo, único. No me muero ni me quedo sin dormir si duerme en otra cama, o en otra habitación. Pero debo reconocer que perdió lo terrible. Se que llegará el momento en el que me gustará que tenga su espacio, pero aún es un cachorro de menos de un año. Todavía estamos en esa etapa que algunos dicen que es parte del puerperio. Aun somos la fusión mama-bebé. Si él de a poco está reconociendo que es alguien separado de mí, si aun está enamorado de su mamá cómo no voy a entender que el quiera, que disfrute, tenerme tan cerca. ¿Qué enamorado quiere dormir lejos de su amado/a? 

Socialmente nos imponen el desapego, la forzosa separación para lograr la independencia. Creo que con este abandono a la soledad sólo logramos independencia física. Para la independencia emocional se requiere de una importante carga afectiva, de aprobación. Una construcción del ser individual, de la confianza en sí mismo. Creo que esto se logra con afecto, con respeto a los tiempos, las edades, con constancia y presencia. No voy a hacer las cosas porque la mayoría las hace. En este punto, sigo, bueno, seguimos como papás haciendo lo que sentimos y creemos.

4 comentarios:

  1. Nosotros seguimos colechando, con casi 30 meses. Hoy porque tenemos un solo cuarto, pero en la casa donde viviamos anteriormente teniamos dos, y uno era de Coco, aunque igual dormia con nosotros.
    El "a ver si se acostumbra"!! es general, y lo dicen mucho. Habria que contestarles, "a ver si se descapstumbra" y siente que no tiene más disponible a su mamá o su papá solamente porque es de noche.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Yo también opinaba lo mismo antes de que naciera mi gorda, incluso cuando mi hermano (que tiene un nene seis meses mayor) contaba que el gordo dormía con ellos en la cama. Pero más que por el tema de "se acostumbra" era porque me daba miedo aplastarla! ;) Ella tuvo siempre su pieza, pero durmió exclusivamente con nosotros (a veces en la cunita de al lado de nuestra cama y otras en nuestra cama) hasta que empezó este verano. Ahora se duerme en nuestra cama, la paso a su habitación y ahí duerme hasta que se despierta a tetear, puede ser que duerma tres horas como seis. Y cuando se despierta duerme con nosotros hasta que se levanta. Juro que a veces la iría a buscar durante la noche, jaja! La extraño!! Pero duerme tan plácidamente en su cuna que sería muy egoísta despertarla! Con nosotros ya estaba incómoda (y nosotros también, nos pateaba toda la noche) y además para el verano su pieza es muchísimo más fresca que la nuestra (no tenemos aire acondicionado en ninguna pieza, sólo en el comedor) y está bárbara. Pero hay noches que sigue durmiendo con nosotros, en el medio y cada vez que lo necesite va a ser así...
    La que se "malacostumbró" fui yo, jajajajaja! Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Obvio que es lindo! dormir con los cachorros! y no le hagas caso a los que se horrorizan, la vision de muchas cosas cambian cuando somos padres, disfrútalo a full sin importar el que dirán, beso, soy la prima del paleoloco jaaj

    ResponderEliminar
  4. Me gusta un montón tu blog!! Ya me he hecho seguidora. ¡Ay, los "malacostumbramientos"! Como bien dices, ¿es "malacostumbrarte" desear dormir con tu enamorado?
    Te copio una cita de Carlos González que me encanta: "El acostumbrador enmascarado":

    "Yo, a mi esposa, desde los ocho meses de casados la acostumbré a dormir sola, por si me tienen que hospitalizar, para que no sufra. También paso un mes al año fuera de casa, sin decir a dónde voy, para que no sufra si algún día la abandono. Y ese mes aprovechamos para dejar a los niños en un orfanato, que tienen que estar preparados por si nos morimos (hay tantos accidentes de coche…)

    Mi lema es: sufra ahora, y así no tendrá que sufrir luego.

    El Acostumbrador Enmascarado"

    Pues eso... obvio!! Besotes!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...