viernes, 26 de octubre de 2012

Recibir y dar la noticia

Hace poquito que una amiga mía está embarazada. Ella, de a poco, va contando a sus conocidos su nuevo estado, quiere compartir su felicidad.

Su deseo de ser mama es muy grande. Tan grande que antes de encarar la búsqueda biológica, comenzó los trámites de adopción con su pareja. También en ese momento se encargó de contarles a sus cercanos la novedad. Uno siempre desea compartir las cosas que nos llenan de alegría.

Bueno, entre estas dos situaciones hay una diferencia temporal de mas de un año. Charlando el otro día, me comenta las diferentes situaciones que vivió al dar la noticia de su embarazo.
Recordé como me puse yo misma cuando esto pasaba. Hay grandes diferencias entre nosotras en este punto. Yo tarde en asumir la alegría, quizás al principio tenia temor. Dar la noticia y recibir las felicitaciones me costaba mucho, hasta me avergonzaba. No fui de las que llamo a todo el mundo para comentarlo. Mi embarazo comenzó con una serie de sensaciones encontradas y muy internas, la alegría por la panza fue exteriorizándose a medida que mi panza se iba notando. Sin embargo, los comentarios que mi amiga esperaba al dar la noticia y compartir su felicidad fueron ... ¿cómo decirlo? inesperados, quizás. Dado que a ella le gusta escribir, le pedí que me los pase poniendo lo que le dijeron, lo que pensó y lo que respondió. Se los comparto, vale la pena. Eso sí, sus pensamientos frente a las respuestas son reales, crudos, explícitos y boca sucia.



Me siento muy distinta, siento algo que no puedo explicar con palabras y soy escritora, y algo que no tiene explicación en la ciencia y soy Licenciada en Ciencias Biológicas.
Decidí entonces contarle a la gente que estoy embarazada. Vale aclarar que estoy además en proceso de adopción con mi marido, lo cual no deseo abandonar. Más abajo les transcribo las respuestas que he recibido a mis comentarios, mis pensamientos entre paréntesis y luego la contestación real:

-                      -    Me gustaría contarte que estoy embarazada.
-                     -     ¿Cómo?
-                   -          (Ahhhhaaaha, ¿querés saber cómo puta? ¿te gusta mi marido o te calienta imaginarme
                 cogiendo? ¡sí, cogiendo pasó esto! )
-                  -          Gracias por ponerte contenta….

-          Hola, estoy embarazada
-          Pero…¿vos no ibas a adoptar?
-          (¿Y eso qué mierda tiene que ver? Estoy embarazada igual. ¿Vos te pensás ahora que paso mi ADN abandono mis sueños? ¿Te pensás que adopto porque no puedo tener “los míos”? ¿O que los adoptados no van a ser “míos”?)
-          Si, si, sigo en el proceso de adopción.


-          Te tengo que decir algo, estoy embarazada
-          ¡¡¿¿Y la adopción??!!
-          (Bien, gracias forro, ¿te pensás que ahora que tengo náuseas eso vale más que cualquier otra persona que podría ser mi familia? ¿Creías que sólo vos con esa pija corta me podías embarazar?)
-          Voy a seguir los trámites igual


-          Te quería contar que estoy embarazada
-          Cómo, ¿ya te dan un bebé?
-          (Pero tarada si te digo que estoy embarazada es que nadie me está dando nada excepto el semen de mi marido. Por algo no te dije las pelotudeces que suelen decir casi todas como “voy a ser mamá”, si te digo que estoy embarazada es que tengo un óvulo fecundado implantado en el útero, ¿te da la cabeza o es muy abstracto para vos?)
-          Jaja, estoy embarazada.


-          Hola, tengo una buena noticia, estoy embarazada
-          Pero…¿estabas buscando?
-          (No, no mamita, solamente cojo y cojo sin conocer ninguna de las consecuencias, y así de la nada tu diosito me mandó un chico)
-          Bueno, es algo personal
-          ¿Pero estabas buscando o no?
-          (¿Por qué no me contás cómo te hacés la paja mirando Violencia Rivas?
-          Prefiero que quede en la intimidad.


-          Estoy embarazada
-          Pero J, si te estabas cuidando.
-          (Bueno, a ver, si llamás cuidarse a apretarle bien el culo a mi marido cuando estoy por acabar, sí corazón, me estoy cuidando)
-          Bueno, eso queda entre mi marido y yo.

-          Hola, estoy embarazada
-          Me dejaste helada…
-          (¡Qué cosa! Yo en cambio estaba recaliente cuando lo hice, mirá vos che. A ver, un ratito más, trágate la sorpresa y felicítame que si no quedás como una envidiosa…)
-          Jaja, bueno.


¿Y ustedes? ¿cómo vivieron el momento de dar la noticia de su/s embarazo/s?

8 comentarios:

  1. Ayyy, Ceci...me reí mucho con lo "boca sucia" de tu amiga, jajajaja! Muy buen post!! Felicitaciones!

    A mí me pasó medio como a vos, me avergonzaba dar la noticia (porque se iban a dar cuenta de QUE NO ERA VIRGEN, jajajaja!), al principio tenía mucho miedo de que no fuera, de perderlo, de que algo estuviera mal, cualquier dolor de panza me atemorizaba... Después, a medida que pasaban las semanas, fui disfrutando mucho mi embarazado y hoy lo recuerdo como la mejor época de mi vida en cuanto a mi estado de ánimo (más estable) y mi sensación de plenitud...

    Te mando un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gi!
      viste que manera que tiene de escribir lo que penso!? ja, pero claro, desde que vivió hasta que nos lo contó paso un tiempo y fue puliendo su pesamiento.
      Yo me rei mucho!!

      Ahora hablando de nosotras, viste que personal que es la maternidad ya desde el principio? Yo tuve conocidos que se ofendieron mucho porque no los llame para contarles. Entendi que se entristecieran por enterarse mas tarde, pero ellos nunca me entendieron a mi, que me daba pudor (no se si por lo que vos decis, pero... quizas por ese lado viene... si estoy embrazada es porque cogi! ja! =P).
      Yo tambien lo termine disfrutando, pero fue un proceso... eso si, el segundo trimestre y el primer mes del tercero fueron lo mejor que viví!
      un beso!
      gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. DE FB
    Vale Boruch
    Jejeje!!! Lo mío fue más tranqui! O será que yo estaba tan en la luna que no registré nada!! Sólo mi buena vibra!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Bueno Ceci claramente lo de tu amiga es algo que pasa muy a menudo, la gente se mete mucho en la vida del otro. Pero ella también actuó a la defensiva, me pareció un poco violenta su manera de pensar ante la respuesta que le daba la gente! Será que en mi caso fue muy distinto y estaba como Vale: muy en sintonía con mi luna y además la noticia la viví lejos de mis afectos y eso te da más ganas de contarlo! Pero es un clásicoq ue te pregunten si estas buscando, o que la gente se asombre, pero tambien me tocó gente que se alegro muchisimo y gente que haste se emocionó, y no hablo de mis hermanos y cuñadas, hablo tb de amigas que conocían toda mi historia! Pero bueno caa cual tiene su propia reacción tanto del que da la noticia como del que la recibe y no siempre el que la recibe hace comentarios con mala intención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sil
      ¿conoces a mas mujeres que hayan recibido ests comentarios extraños? ja
      a mi me felicitaban y yo me ponia roja de verguenza, me ponia parca, me costaba abrirme y disfrutar de mi alegria y la de losdemas.
      Lo que escribio mi amiga y esta entre parentesis son las cosas que penso luego de cada encuentro, asique suenan a la defensiva por eso. Pero en el momento fue bastante "duquesa" e intento salir sonriendo de cada situacion en donde en lugar de un¡que alegria! o ¡Felicidades! le decian lo que nos conto. Y tal cual decis, no hay mala intencion en la gente, sobre todo porque eran amigos, sino, mas bien, una sorpresa inesperada que los dejo sin saber como reaccionar.
      Ahora, que la gente es metida y opinologa, si, totalmente!!!
      un beso!
      gracias por pasarte!!

      Eliminar
  5. Traido desde FB
    ay recién puedo andar por acá (ha sido una semana muy movida). Me hizo reír tu amiga.
    Me hizo acordar un poco porque cuando con el papá de Nico decidimos quedarnos embarazados, ese mes "buscamos" (y mucho ja) y ese mismo mes quedé embarazada. El comentario (unos meses más tarde) de mi papá, pensando que en "una sola vez" yo me había quedado embarazada (para calcular la fecha exacta): "pero cuando más o menos vos estimas, porque cuando tu mamá se quedó embarazada de vos, yo le calculé nueve meses exacto después y fue esa fecha" mi respuesta "no sé papá" (y por dentro, como tu amiga, "che, yo no fue en una vez y gracias, tenés ganas de escuchar que tu hija estuvo todos los días y por eso no sabe qué día fue? te bancás esa respuesta?") y mi hermana que me lo leyó en la cara me "salvó" con no sé qué comentario pavo.... :P
    Ileana A.
    El Viernes a la(s) 16:14 ·

    ResponderEliminar
  6. La pregunta de si lo buscaste o no es típica!! Hasta yo la hago sin querer, no sé por qué querer saber si es o no buscado, eso no cambia nada!!!!
    Lo que me sorprendió es cuando conté a mis amigos más íntimos que estaba embarazada y me decían:
    "ah, estás contenta?" (??????????)
    O me comenzaban a decir "Y Seba qué dice?" No, no dice nada, no te acordas que tenemos un pequeño problema por eso?? Y después, inmediatamente después me preguntan "Y Seba dónde duerme?" Y cuando cuento que se pasa a mi cama viene lo obvio "Ah pero lo vas a tener que sacar! Ahora vas a tener un bebé" Y siempre termino con un "Bueno tiempo al tiempo, es todo parte de un proceso"

    Con mi primer embarazo cuando tenía la panza una vecina me pregunta "de cuánto estás?" "De 5 meses" y me dice "Ah estás gordita!" La re conch.... de tu madre! Esa manía de decirle a las embarazadas GORDAS enfermaaaa, saben que no podés ponerte a hacer dieta, que tal vez no estés del todo contenta con tu cuerpo, por qué recordarte y llamarte GORDA?????

    Bueno, básicamente eso, del primer embarazo me felicitaban y yo todavía no lo aceptaba, con este fue distinto, pero las felicitaciones tb...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...