miércoles, 1 de agosto de 2012

Ñuñu, amamantar, lactancia, leche materna...

Hoy comienza la semana mundial de la lactancia materna. Es del 1 al 7 de agosto. Diversas entidades organizan distintas acciones a fin de divulgar y fomentar la importancia de dar de mamar al bebé. Incluso, la OMS emitió un comunicado advirtiendo que sólo 1/3 de los bebés de todo el mundo toman la teta durante los primeros seis meses de vida (ver nota). No entiendo nada... ¿qué pasa que lo natural es lo raro?

A ver, somos mamíferos. Gestamos como cualquier mamífero placentario, parimos como tales (o en condiciones peores, tristemente). ¿Por qué no somos capaces de darle nuestra leche a los cachorros de nuestra especie? Es muy triste esta noticia. También me da pena que tenga que haber una semana de la lactancia materna para recordarnos cosas básicas.

Pero ahora que recuerdo, es normal que los cachorros crezcan a mamadera, ¿no? Es lo que se ve en la calle, en la plaza, en las fotos de muchas de mis amigas que veo por FB. Ese es el "surco" que nos marca la sociedad. ¿Nos quedamos sin leche, no tenemos ganas de brindarnos a nuestros cachorros, le hacemos caso ciegamente a la imposición del horario? ¿nos maltratan psicológicamente y nos doblegamos y le damos leche de fórmula frente al temor de que nuestro cachorro siga bien pegadito a una curva de crecimiento estándar? Todo esto puede ser cierto. También es cierto que para las madres de la era plástica, es más fácil abrir un tetrapack, limpiar una mamadera, calentar la leche y ofrecer el contenido que ponerse a amamantar. Tengo una mezcla de bronca y tristeza.

En kolla dar el pecho es ñuñu, en alguna lengua africana es nyonyo. El cachorro también lo entiende así. Para él hay ñuñu cada vez que lo necesita, yo no siento que esto me ate a él o me impida hacer cosas.

Dar de mamar es uno de los regalos mas bellos que me dió mi cachorro. Jamás supuse todo lo lindo que implica esta conexión. Siempre me dio pudor ver amamantar. Nunca me planteé hasta cuándo era necesario dar la teta o por qué. Lo aprendí de mi cachorro, de mi experiencia. Lo vivencié y me maravilló. Es tan sencillo, está siempre lista, con la temperatura ideal, disponible, nutritiva, sabrosa. Me ayudó a bajar de peso sin problemas. Es económica y limpia.

Sé que hay quienes quieren o quisieron amamantar y no pudieron hacerlo todo el tiempo que quisieron. A veces esto pasa por influencias externas, y es triste que esto sea así. Pero no voy a contar lo que le pasó a alguien más, sino lo que yo viví.

Pues bien, la placenta mal ubicada nos llevó a elegir una clínica cheta con servicio hospitalario de hotel de lujo. Había leído sobre cómo amamantar, sabía de la bajada de leche, me había preocupado por no tener los pezones invertidos, por que no tuviera la piel demasiado sensible. Llegó el momento de la primera mamada, fue increíble, fuerte y raro. Si, extraño. Una sensación que no puedo transcribir con palabras pero la recuerdo con dulzura.

La bajada de la leche dolió. Pero lo más doloroso fue recibir a algunas de las puericultoras de la clínica. Bestias terribles y desconsideradas, de trato bruto y poco empático. Fueron varias, por que la modalidad de la clínica es así, a cada rato entra y sale gente, que muchas veces no sabés ni quién es. Pero hubo una en especial, una de las primeras, que me tocó con las manos frías y estiró mis pezones sensibles como si yo no tuviera sistema nervioso, pellizcándome sin pudor. Para explicarme de mala manera cómo tenía que ser. Sufrí, lloré por dentro. No entendía por qué me tenía que lastimar así, a propósito. No dejé que me tocaran más. No las quería ver más. A ninguna, por las dudas. Hubo otras, más amables, suaves y cordiales. Sin embargo todas me decían algo que me sonaba raro "la lactancia tiene que ser a demanda. Cada dos horas, le das 20 minutos". Y yo asentía.

Los primeros días en casa hay muchas a preocupaciones: si gana peso o no, ¿le estaré dando bien?, me contracturo, llora mucho, duerme mucho, no eructa, etc. Son ajustes típicos. Pero entre todo esto, yo tenía en la cabeza lo que me habían dicho "a demanda, 2hs, 20min".

La rutina en casa era más o menos así: reloj con alarma para no pasarme ninguna teta, estres, despertar al cachorro para que tome 20 minutos, pero a veces no tomaba 20 minutos! estres! despertar al cachorro dormido mientras tomaba la teta para que tome la teta, mas estres, se me pasaba la hora en el intento, se corría el horario de la próxima... aaaaaaaahhhhhh

En los controles, el cachorro estaba siempre un poco por debajo del peso estándar. Fuimos dos veces a controlarlo con el neonatólogo. La ultima vez me pidieron que les mostrara cómo le daba el pecho, para que verificaran que la posición era la correcta. Me llenaron de miedos, me hicieron dudar de mi capacidad de amamantar y me volvieron a repetir lo mismo  "a demanda, 2hs, 20min".

Nos volvimos a casa y a mi me salió la científica y dije basta, mientras me aclaraba cosas que ya sabía. Una curva de crecimiento es un parámetro, es un promedio, 100 gramos por debajo no es tanto si viene ganando peso constantemente y está bien en todo lo demás. Ahí comencé un camino más intuitivo. El paso siguiente fue la ruptura definitiva de esa incoherencia que me habían remarcado las puericultoras de la clínica cheta. Harta y estresada por seguir el reloj y sus alarmas y no pasarme ninguna teta un dia me dije "a demanda es cuando el cachorro pide teta. Despertarlo porque el reloj dice que es la hora no es a demanda". A partir de ahí, la lactancia se convirtió en un acontecimiento feliz y disfrutable. Ahí entendí la maravilla de poder alimentar con el propio cuerpo.

Hoy hace ya 1 año, 3 meses y 3 semanas que mi cachorro crece a pura teta (bueno, ahora también come comida). Es algo que nos acompaña y que no quiero reemplazar por nada. Me parece magnifico como nos ayuda a conectarnos y tranquilizarnos. Es nuestro momento.

Incluso recientemente, ya sin los fantasmas de esas puericultoras, tuve que defender nuestra lactancia frente a una pediatra. Esta médica me dijo que al año tenía que terminar la lactancia ¿para alimentarlo con leche de fórmula? Eso no es más sano, ni más nutritivo, ni más económico, ni sencillo. Y vuelvo a pensar lo que escribí al principio, somos mamíferos, nuestros bebés toman de nuestra leche hasta el destete. Luego del destete no más leche. No existe ningún otro mamífero que consuma leche en estadío adulto. Lo raro es que los humanos no recordamos cuándo es nuestro tiempo natural de destete.La lactancia la vamos a terminar cuando nosotros lo determinemos, es algo nuestro. Somos el cachorro y yo.

Bueno, para defender todo esto, para estimular a que otras mujeres madres se salgan del surco social del consumo y la mala recomendación médica es que se hace la semana mundial de la lactancia materna.

Dar el pecho, amamantar, que tome la teta, alimentarlo de mí, es lo que todo cachorro necesita de su mamá. Porque somos mamíferos, tan sencillo como eso.

17 comentarios:

  1. -traido de Facebook-
    Vanina Schoijett: Me encantó Cecilia! Como madre lactante, como defensora viceral de la lactancia, como estudiante de puericultura, como mujer, me encantó. Lamento la mala experiencia que tuviste con las puericultoras de la clínica (puedo ser indiscreta y preguntarse si por casualidad es una que queda muy muy cerquita de Av. Pueyrredón y Santa Fe? He escuchado testimonios similares de mujeres que parieron ahí, y siempre es bueno saber...). No entiendo cómo hay puericultoras que maltratan, que no apoyan, que no escuchan, que no tienen empatía y, lo que es peor, que dan indicaciones tan erradas! Pero bueno, hay de todo, como sucede en todas las profesiones. Te felicito por tu lactancia extendida y por ayudar a desterrar mitos, desinformaciones y alentar a otras mamás a que no duden ni por un segundo de su capacidad de amamantar.

    ResponderEliminar
  2. Cecilia Diminich:
    Hola Vanina. No es esa justamente, es la otra que esta en pacifico. Pero es casi el mismo equipo de gente. Muy triste, por cierto. Gracias por tus palabras!

    Vanina Schoijett:
    Bueno, eran de la familia. Qué bronca me da!

    ResponderEliminar
  3. Que bien describiste todo lo que pasó, Ce. Y que linda tu transformación cuando le encontraste la vuelta. Cómo quedó atrás el miedo a que los pezones se irritaran o lastimaran. Todo fue aplicar un par de consejitos para el antes y después y ya!
    Con respecto a la duración de la lactancia en humanos...jaja...De acuerdo a la curva comparativa entre primates de gestación, alcance de la madurez sexual y algunas cosas mas, el destete final en humanos debería ocurrir alrededor de los 7 años de edad. ¿Sorprendidos/as? Con ese dato en la cabeza pueden darse cuenta que no hay que apurarse a destetar. Siempre van a estar antes del tiempo recomendado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. -Traido de Facebook-

      Silvina Bisceglia: A los siete años!! que lindo!! pero con un buen bife de chorizo como complemento. En lugar de la ensalada, la teta, genial!! Sebas si me das permiso quiero sacar un extracto de tu comentario y postearlo en mi Muro jejje me encantó! tengo algunas amigas que le dejaron de dar teta a sus hijos a los 7 meses!!

      Eliminar
    2. - Traido de Facebook-

      Ana von Rebeur: Yo los destete cuando los guachos me mordian y se me cagaban de risa de mis saltos de dolor ... ah, no ...a mi no me joden !!!! Ñuñu es lo mas...a mi me reconcilio con esa etapa ... amen de que es un sitio de enucnetro para las que pasamos por lo mismo. Eramos 20 mamas amamantando juntas en Olivos...Sigue igual? te hablo de 20 años atriqui

      Eliminar
    3. -Traido de Facebook-

      Sebastián Apesteguía: Sacha le dio mordiscos dos o tres veces cuando echó dientes, pero Ceci lo retó, un poco de llanto y muy rápido entendió que si mordía se acababa la teta. Es increible pero entienden perfectamente la situación.

      Eliminar
    4. -Traido de Facebook-

      Ana von Rebeur: Para que la muerda CADA vez , como se corta la historia ....

      Eliminar
  4. Que lindo, Ceci...que puedan continuar amamantandose ;) Una pena lo de las puericultoras!! Que suerte que pudiste revertirlo, escucharte a vos misma.
    Yo tampoco entiendo por que supuestamente hay que vender la lactancia materna que es lo natural, enumerando todos los beneficios, que obvio que son importantes, pero la lactancia es mucho mas que eso.
    Yo, que ademas de amamantar aun a mi hija de dos años y ocho meses, estudio Puericuktura, publico mucho sobre el tema en mi facebook y tengo conocidas que no dan la teta que se ofenden. Yo no juzgo a nadie, simplemente creo en ciertas cosas. Pero bueno, por algo las tocara...
    Te mando un beso! Feliz semana de la lactancia materna, a puro ñuñu!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gi,
      fue un poco bajon la informacion contradictoria recibida por las puericultoras, si. Pero por suerte me abri camino. Es muy loco todo lo que da la lactancia, el contacto, el calor, las miradas, la relacion... que haya que "vender" que es mejor enumerando las caracteristicas habla de cuan lejos estamos de nuestro centro natural. Es una pena que tantas mujeres se pierdan de esto por la mala informacion y es terrible que tantisimos nenes y nenas sean criados de forma artificial tan naturalmente.
      Creo que lo importante es dar la opinion, mostrar de que es posible, de que se puede compatibilizar. En mi opinon, si los demas se ofenden por algo que yo hago y que no les inculco, es porque se sienten en falta. Y creo que eso es algo
      gracias por pasarte!
      feliz semana de la lactancia! y viva el ñuñu!!!

      Eliminar
  5. Hola Ceci, te escribo desde España, como colega de Sebas. Yo tuve a Guille hace ya 9 meses, y seguimos con la lactancia, y sí que es cierto que mucha gente se sorprende. Aquí también se ve raro que la madre dé el pecho incluso hasta los 6 meses. Veo que los hospitales no son diferentes, a mí también me dieron pellizcos en los pezones y me obligaban a despertar a Guille cada 3 horas para darle de mamar. Hubo veces en el hospital que no se despertaba y me lo zarandeaban y mojaban con agua fría para que despertase. Me metieron en la cabeza que había que darle cada tres horas y yo estaba con el despertador a cuestas todo el día y toda la noche. Conclusión: Guille terminó con "dependencia de teta nocturna". Aunque no tenía hambre se despertaba cada 3 horas para mamar, aunque sólo fuesen 5 minutos. Por suerte ya hemos conseguido que duerma toda la noche del tirón, pero estoy convencida que esas malas noches las provoqué yo por obligarle a despertarse las primeras semanas de su vida. Y es que, si estaba tan agustito durmiendo, ¿por qué narices tenía que despertarle? Los bebés no son tontos, y son muy capaces de hacerse entender cuando quieren algo. Está claro que con el segundo no pasará.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! tanto tiempo!
      que bueno que aun sigan con la lactancia.
      Mucha gente se sorprende, si, empiezan con los comentarios "ya es un poco grande" etc. Es terrible como está incorporado el tema de dar leche de fórmula como si fuera excelente y equivalente. En fin... es algo que hay que combatir a pura teta, jejeje. Yo muchas veces me siento revolucionaria al amamantar en publico sin pudor.
      Es muy sencillo cuando estamos "despiertas a nuestro instinto" sería tan secillo si se nos acompañara e indicara sobre esto en lugar de imponernos cosas artificiales. Pero bueno, es parte del aprendizaje.
      Un beso!

      Eliminar
  6. Ceci! Yo parí en el Italiano y lejos de ser cheta (muuuy lejos) agradezco al cielo la pueri que me atendió, una divina total! Me habló super SUPER dulce, casi un tono maternal, antes de tocarme me pidió permiso y se calentó las manos, me pidió que le demuestre cómo estaba tomando teta y cuando vio que le daba mal me ofreció una pezonera, lo que me ayudó MUCHÍSIMO. No me habló de horarios, algo que me parecía lógico, siempre me situé en estado de naturaleza a la hora de pensar esas cosas, y bueno en la naturaleza no hay relojes. Es lamentable que falten más personal con este espíritu, con ganas de hacer que la lactancia vuelva con fuerza, que las mujeres no pierdan la experiencia, de darle a nuestros hijos lo mejor de nosotras y por el tiempo que sea necesario!

    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lau
      tampoco me considero cheta, pero la clinica de los arcos lo es y ahi nacio el cachorro
      me alegra mucho saber que donde vos estuviste la atención fue buena. En mi caso, hubo de todo, mas de lo malo que de lo bueno, pero lo superamos. Mi cuñada tuvo tambien malos consejos de un tercer lugar privado. Ella termino recurriendo a una puericultora a domicilio que la ayudo mucho. Son caminos y decisiones que uno va recorriendo. Ojala de a poco logremos instaurar el cambio. Ojala los cachorros empiecen a crecen con mas apego y alimento natural que distancia y leche artificial
      creo que asi, al final, ganamos todos
      un beso

      Eliminar
  7. Qué bueno poder encontrar post como este en la web, inspiradores y seguro tranquilizadores para muchas mamas que en este momento se encuentran pasando por lo mismo.
    Muchas gracias,
    Pili Mesones
    Mamá busca datos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pili!
      gracias por pasarte y por tu comentario
      acá estamos a pura teta, intentando dejar nuestra experiencia para que les sirva a quienes se acerquen
      un beso

      Eliminar
  8. Dar el pecho es algo muy bonito, yo disfruté mucho de la experiencia, pero como todo, se acaba y ahora mi hijo ya es mayor y le damos leche de crecimiento para que crezca sano y fuerte! Hay muchas mamis que tienen problemas al dar el pecho y creo que las marcas expertas en nutrición infantil nos hacen un gran favor pues hay productos muy buenos para nuestros hijos.

    Un saludo,
    Miriam

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miriam
      dar el pecho es una esperiencia genial
      creo que deberia haber mucho mas conocimiento, mas informacion disponible sobre lo natural, senillo sano, economico vinculante que es dar el pecho. Luego, deberia haber un mejor asesoramiento de las puericultoras de cada institucion. No es posible que se manejen los maltratos que a veces suceden. La ingesta de leche es vital en los primeros años de vida, pero la materna. LA de otra especie comienza a tener diferencias porque es de otra especie y no es igual. La formulacion quimica es eso, un maneje artificial. Luego del destete la dieta deberia poder reemplazar los requerimientos nutricionales. Una dieta variada y nutritiva es super sana para toda la familia. No olvidemos que las grandes marcas que trabajan en nutricion, al igual que muchas otras, son negocios. Es genial que existan estas marcas, pero sólo para aquellos casos en los que la lactancia nofue posible. Y esto es lo que no sucede. Lo normal es la leche de formula y raro es la teta. Para pensar...
      Gracias por pasarte
      un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...